Aspectos Técnicos

Detalles técnicos de las instalaciones fotovoltaicas

Las instalaciones solares fotovoltaicas, en función de su situación geográfica y utilidad, pueden ser de dos tipos:

      • En isla, es decir, no conectadas a la red de distribución, cuya utilidad estriba en la autogeneración de energía eléctrica para el propio consumo. Son las típicas instalaciones que se realizan para alimentar repetidores de telefonía móvil emplazados en la montaña, o en casas de campo donde no llega la red de distribución.

p2006-210-01

      • Conectadas a la red de distribución, en cuyo caso, se pueden usar para vender la energía a la red eléctrica o para reducir la compra de energía al sistema (Autoconsumo).

ind2003-5-01

 

En función del tipo de estructura que utilicen, pueden, ser a su vez, de dos tipos.

      • Fijas, cuando los paneles no se mueven para seguir al sol. Pueden estar emplazadas sobre cubierta de edificaciones o sobre el terreno. Si están emplazadas sobre cubierta, pueden estar integradas arquitectónicamente sobre la cubierta u orientadas de manera que optimicen la captura de energía.

p2007-324-01

      • Con seguimiento solar, cuando su orientación varía en función de la situación del sol. Este tipo de instalaciones, por las características de la estructura que necesitan, están emplazadas sobre el terreno.

p2005-16-03

 

Los principales componentes de una instalación fotovoltaica conectada a red son los siguientes:

  • Paneles fotovoltaicos:
    Están formados por células solares capaces de transformar la radiación solar en energía eléctrica de corriente continua. Dependiendo del tipo de material origen, los paneles pueden ser de silicio (monocristalino, policristalino, amorfo o combinación de algunos de ellos) o de otros materiales tales como el diseleniuro de cobre e indio (CIS) o teluro de cadmio (CdTe).   La unidad en que se mide su potencia es el Wp.
    Sea cual sea el tipo que se escoja, es muy importante trabajar con fabricantes de primer nivel, para garantizar la calidad del producto y por consiguiente el funcionamiento del sistema.

 

  • Inversores
    Convierten la corriente continua que generan los paneles fotovoltaicos en corriente alterna de las mismas características de la red.
    Su funcionamiento es automático:
    • Cuando los paneles empiezan a generar suficiente potencia la instalación comienza a generar energía.
    • Cuando no hay suficiente radiación solar, o cuando no se precisa toda la potencia, se desconectan o reducen la aportación de energía.
    • En instalaciones conectadas a la red, en caso de interrupciones en el suministro a través de la red eléctrica (por ejemplo por mantenimiento de las instalaciones) la alimentación eléctrica se interrumpe instantáneamente evitando riesgos a los operarios.

Los inversores se deben instalar en un lugar fresco, en caso contrario su rendimiento puede disminuir significativamente, así como su vida útil

Convertidores_copiapo

  • Estructura soporte
    En general, los paneles fotovoltaicos se montan sobre una estructura diseñada específicamente para este cometido, ya sea adaptada a tejados inclinados o diseñadas para superficies planas.
    Tiene que ser de un material de gran resistencia estructural, capaz de soportar las condiciones de intemperie, por lo que se montan de aluminio o de acero galvanizado en caliente.

Techo_iser-copiapo_02

  • Instalación eléctrica
    La instalación eléctrica debe garantizar la seguridad de las personas y la instalación.

 

  • Equipos de medida
    La instalación fotovoltaica tiene que incorporar los contadores de energía requeridos para medir la energía producida y la consumida.

 

Otros aspectos técnicos a tener en cuenta:

  • En las instalaciones solares fijas, para optimizar los resultados energéticos y económicos,  se deben respetar las siguientes directrices en la colocación de los paneles solares:
    • Orientación: sur, aunque se admitirían variaciones de 20º hacia el este o el oeste.
    • Inclinación respecto de la horizontal: entre 15º y 40º.
    • Libre de obstáculos que puedan producir sombras en las horas centrales del día.
  • La superficie orientativa necesaria en función del tipo de instalación es:
    • Instalaciones fijas integradas arquitectónicamente en cubiertas: 8 -10 m2/kW.
    • Instalaciones fijas sobre superficie horizontal: 15-25 m2/kW.
    • Instalaciones con seguidores solares: 50-60 m2/kW.